VER LA TIRA MÁS RECIENTE

Tiras cómicas por artista

·   malevich

Cuando el arte tiende a 0

Dentro de las vanguardias rusas de comienzos del s.XX se encuentra uno de los ejemplos más particulares y extremos de abstracción: el Suprematismo. Esta corriente, encabezada por Kazimir Malévich, se caracteriza por la síntesis geométrica como estadio final de un proceso muy complejo de teorización. Las obras resultantes son “básicas” para el espectador: una cruz negra sobre un fondo blanco, un círculo, un cuadrado. Son piezas de difícil comprensión, porque en este caso la creación principal no se encuentra en el lienzo, sino en el proceso por el que se llega a plasmar esas formas en el cuadro. Esto es algo común a las vanguardias; el proceso creativo en su mayor parte es intelectual, pero, además, en el caso del suprematismo, es mucho más complejo porque esta corriente persigue la búsqueda más difícil que puede realizarse en el arte: un arte sin utilitarismo, sin representación, sin objetos, sin interferencias expresivas. Para el suprematismo, la abstracción debe ser pura y absoluta, no un pretexto que comparta lo anecdótico del arte tradicional bajo formas sintéticas. Así, esta vanguardia invoca la eliminación de todo lo superfluo en la obra de arte abstracta hasta llegar a la supremacía de la no-objetualidad (el mundo se desprende de los objetos para ser expresado), la síntesis extrema de la plasticidad concretada en formas puras, dando lugar a un arte por el arte en el que la ausencia de figuración permita la revelación del sentimiento.

Para ilustrarse: Vanguardias rusas-Educathyssen

No hay ensayos críticos
Si deseas usar alguna de las imágenes, contacta con Virt en virt@lolamuseologa.com
web by llzz