VER LA TIRA MÁS RECIENTE

Tiras cómicas por tema

·   surrealismo

Mae West

02/08/2013
Mae West

Si hay unos labios famosos en la historia del arte ésos son los de Mae West. Y todo ello gracias a una muy peculiar  instalación: la que llevaron a cabo Salvador Dalí y Òscar Tusquets en 1974 para dar “vida” a una de las obras del artista, el Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista. Esta obra, realizada sobre papel, toma como referencia la cara de la famosa actriz, cuyos rasgos principales son sustituidos por muebles y otros elementos escenográficos, ofreciendo en su conjunto un juego visual mediante el que diversos elementos conforman su retrato. Una composición que verá su realización física en el Teatro-Museo Dalí en Figueras, donde se encuentra la Sala Mae West: un escenario, que puede visitarse (como espectador, desde un punto de vista frontal) y que se compone de los mismos elementos que la obra en papel: una gigantesca peluca, que hace las veces de telón (creada por el peluquero Lluís Llongueras y registrada en el Libro Guinness de los Récords debido a sus enormes dimensiones), dos cuadros-ojos, una nariz-chimenea y los archifamosos labios-sofá de Mae West.

Para ilustrarse: Sala Mae West

1 ensayo crítico

Ser y no ser

08/07/2013
Ser y no ser

¿Podemos confiar en las imágenes? Esta pregunta, que tantos filósofos y pensadores se han planteado a lo largo de los siglos, posee en el arte su particular reflexión y respuesta en la obra de un surrealista muy peculiar: René Magritte.

Para los surrealistas realidad y representación, bases – junto con la percepción- del arte en general, serán especialmente importantes y, en el caso del belga Magritte, parte fundamental de su obra. Su famoso cuadro Ceci n’est pas une pipe (‘Esto no es una pipa’) representa un objeto, una pipa, junto con un enunciado que aclara al espectador que lo que se muestra no es una pipa. El porqué de esta aparente incongruencia se halla en esta diferencia, la existente entre la realidad de un objeto físico y su representación (que no es “real” sino recreada). Así pues, no será lo mismo una pipa (o una araña) que el dibujo de una pipa (o de una araña): en el segundo caso lo que se presenta es una imagen de una realidad, pero no ésta en sí misma.

Sin embargo, para un surrealista la percepción es tan importante como la realidad, una realidad que, en este caso además, se encontrará estrechamente ligada a la semántica, tercer concepto en juego en esta paradoja. Porque podemos compartir la imagen de una araña, o de una pipa, convencidos de que todo el mundo podrá identificar de qué hablamos, gracias a la preexistencia de una convención globalmente aceptada, llamada palabra, que asociamos en nuestra mente con una realidad concreta, en este caso la araña o pipa física. De esta manera no sólo existe la realidad, que podemos compartir porque podemos nombrar (debido a esta convención que dota de un significado y organización nominal al mundo) sino, además, la representación de dicho mundo, que lo capta y lo muestra en sus variaciones o en su semejanza (otro problema que presenta a reflexión el arte).

Así, objeto, palabra, e imagen de un mundo igual o diferente al arte son las bases sobre las que se asienta la interesante propuesta que Magritte, desde el juego, lanzó al espectador hace ya casi un siglo desde sus cuadros.

Para ilustrarse: Ceci n’est pas une pipe (en inglés)

6 ensayos críticos

La apuesta

05/06/2013
La apuesta

Un ejemplo: Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar, Dalí
El surrealismo es una corriente que apela al inconsciente, pero que también lo revela, y lo hace desde la extravagancia, el automatismo y lo que no es “razonable”. Las interpretaciones, los sueños, la “locura”, lo subversivo, la libertad, la incongruencia se dan cita en sus obras… Y Chic, que sabe que cuando uno se enfrenta a los productos del pensamiento surrealista puede encontrar cualquier cosa, prefiere no jugársela apostando con Lola… (eso, y que Dalí escribía unos títulos la mar de largos para sus obras…).

1 ensayo crítico
A Lola le gusta el arte, pero no es tonta...

A Dalí, el maestro surrealista, le preguntaron una vez qué salvaría del Museo del Prado si éste se incendiara; respondió que el aire contenido en el cuadro de Velázquez, Las Meninas, “porque es el aire de mejor calidad que existe”. Una respuesta, muy a la manera del surrealista, que venía a simbolizar la consideración en que tenía a Velázquez. Lola, a la que le gusta el arte también como al que más, es un poco más práctica en su respuesta, sin embargo, y, en caso de incendio, preferiría salvar el aire de una vía de escape desde su telaraña.

Para ilustrarse: Fundación Gala-Salvador Dalí

No hay ensayos críticos
Si deseas usar alguna de las imágenes, contacta con Virt en virt@lolamuseologa.com
web by llzz